comscoreDatos y estadísticas sobre el cáncer de mama

Datos y estadísticas sobre el cáncer de mama

 

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es el crecimiento descontrolado de las células mamarias. Para entender mejor el cáncer de mama, debemos entender cómo se desarrolla cualquier cáncer.

El cáncer es el resultado de mutaciones, o cambios anómalos, en los genes que regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Los genes se encuentran en el núcleo de las células, el cual actúa como la “sala de control” de cada célula. Normalmente, las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso específico llamado crecimiento celular: las células nuevas y sanas ocupan el lugar de las células viejas que mueren. Pero, con el paso del tiempo, las mutaciones pueden “activar” ciertos genes y “desactivar” otros en una célula. La célula modificada adquiere la capacidad de dividirse sin ningún tipo de control u orden, por lo que produce más células iguales y genera un tumor.

Un tumor puede ser benigno (no ser peligroso para la salud) o maligno (ser potencialmente peligroso). Los tumores benignos no son considerados cancerosos: sus células tienen una apariencia casi normal, crecen lentamente y no invaden tejidos próximos ni se propagan hacia otras partes del cuerpo. Los tumores malignos son cancerosos. De no ser controladas, las células malignas pueden propagarse más allá del tumor original hacia otras partes del cuerpo.

El término “cáncer de mama” hace referencia a un tumor maligno que se ha desarrollado a partir de células mamarias. Generalmente, el cáncer de mama se origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche, o en los conductos, que son las vías que transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón. Con menos frecuencia, el cáncer de mama puede originarse en los tejidos estromales, que incluyen los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la mama.

Con el paso del tiempo, las células cancerosas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos (pequeños órganos que eliminan sustancias extrañas del cuerpo) de las axilas. Si las células cancerosas llegan a los ganglios linfáticos, obtienen una puerta de acceso hacia otras partes del cuerpo. Los estadios del cáncer de mama hacen referencia a lo lejos que se han propagado las células cancerosas más allá del tumor original (consulta los Estadios del cáncer de mama para obtener más información).

El cáncer de mama siempre se origina por una anomalía genética (un “error” en el material genético). No obstante, solo un 5-10 % de los casos de cáncer son producto de una anomalía heredada de la madre o el padre. En cambio, el 85-90 % de los casos de cáncer de mama tienen su origen en anomalías genéticas vinculadas al proceso de envejecimiento y el “desgaste natural” de la vida.

Existen pasos que toda persona puede seguir para mantener su cuerpo lo más sano posible, como llevar una dieta balanceada, mantener un peso saludable, no fumar, limitar el consumo de alcohol y ejercitarse de forma regular (aprende lo que puedes hacer para manejar los factores de riesgo del cáncer de mama). Aunque estos factores pueden tener algún impacto en el riesgo de padecer cáncer de mama, no pueden eliminar el riesgo.

El hecho de que desarrolles cáncer de mama no es ni tu culpa ni la de nadie. Sentirse culpable o pensar que el cáncer de mama apareció debido a algo que hiciste o que hizo otra persona es contraproducente.

 

Estadísticas del cáncer de mama en los Estados Unidos

Estas son algunas de las estadísticas más recientes sobre el cáncer de mama en los Estados Unidos.

  • Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres en Estados Unidos (casi un 13 %) padecerá cáncer de mama invasivo en el transcurso de su vida.

  • En 2022, se prevé el diagnóstico de aproximadamente 287 850 nuevos casos de cáncer de mama invasivo en mujeres de los Estados Unidos, junto con 51 400 nuevos casos de cáncer de mama no invasivo (in situ).

  • En 2022, se prevé el diagnóstico de alrededor de 2710 nuevos casos de cáncer de mama invasivo en hombres. Para los hombres, el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de 1 en 833.

  • Las proyecciones indicaban que, para el 2022, morirían alrededor de 43 250 mujeres en los Estados Unidos a causa del cáncer de mama. Las tasas de mortalidad se mantuvieron constantes en las mujeres menores de 50 años desde el 2007, pero siguieron bajando en las mayores de 50 años. Entre 2013 y 2018, la tasa de mortalidad general del cáncer de mama disminuyó aproximadamente un 1 % al año. Se cree que estos descensos son consecuencia de los adelantos en los tratamientos y la detección temprana a través de las pruebas de detección.

  • En las mujeres de los Estados Unidos, las tasas de mortalidad a causa del cáncer de mama son más elevadas que las de cualquier otro cáncer, aparte del cáncer de pulmón.

  • Hasta enero de 2022, se cuentan en los Estados Unidos más de 3,8 millones de mujeres con antecedentes de cáncer de mama. Esto incluye a las mujeres que actualmente reciben tratamiento y a las que lo terminaron.

  • El cáncer de mama es el diagnóstico de cáncer más común entre las mujeres de los Estados Unidos. En 2022, se estima que alrededor del 30 % de los nuevos diagnósticos de cáncer en las mujeres serán cáncer de mama.

  • El cáncer de mama se convirtió en el tipo de cáncer más frecuente en el mundo hasta el 2021, ya que representa el 12 % de todos los casos nuevos que se diagnostican al año, según la Organización Mundial de la Salud.

  • En las mujeres menores de 45 años, el cáncer de mama es más común en las de raza negra que en las de raza blanca. En general, las mujeres de raza negra tienen más probabilidades de morir a causa del cáncer de mama. Las mujeres asiáticas, latinas y nativas norteamericanas presentan un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama y morir a causa de ello. Las mujeres judías asquenazíes tienen un riesgo mayor de contraer cáncer de mama debido a una tasa más alta de mutaciones en el gen BRCA.

  • Las tasas de incidencia de cáncer de mama en los EE. UU. comenzaron a disminuir en el año 2000, después de aumentar durante las dos décadas anteriores. Descendieron en un 7 % de 2002 a 2003. Según una teoría, esta reducción se debió parcialmente al menor uso de terapia de reemplazo hormonal (TRH) por mujeres después de que se publicaran los resultados de un amplio estudio denominado Women’s Health Initiative (Iniciativa para la salud de la mujer) en 2002. Estos resultados mostraron la existencia de una conexión entre el uso de la TRH y el aumento del riesgo de padecer cáncer de mama. En los últimos años, las tasas de incidencia aumentaron levemente un 0,5 % al año.

  • El riesgo de una mujer de padecer cáncer de mama se duplica si tiene una pariente en primer grado (madre, hermana, hija) a quien le hayan diagnosticado cáncer de mama. Menos del 15 % de las mujeres que padecen cáncer de mama tienen un familiar al que le han diagnosticado la enfermedad.

  • Alrededor del 5 al 10 % de los casos de cáncer de mama se pueden asociar a mutaciones genéticas heredadas del padre o de la madre. Las mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 son las más frecuentes. En general, las mujeres con una mutación del gen BRCA1 presentan un riesgo permanente de hasta el 72 % de padecer cáncer de mama. En el caso de las mujeres con una mutación en el gen BRCA2, el riesgo es de un 69 %. El cáncer de mama asociado a una mutación de los genes BRCA1 o BRCA2 se presenta con mayor frecuencia en mujeres más jóvenes. También se asocia un aumento del riesgo de cáncer de ovario con estas mutaciones genéticas. En los hombres, las mutaciones del gen BRCA2 se asocian a un riesgo de padecer cáncer de mama del 6,8 %, aproximadamente. Por otra parte, las mutaciones del gen BRCA1 son una causa menos frecuente de cáncer de mama en los hombres.

  • Alrededor del 85 % de los casos de cáncer de mama se producen en mujeres sin antecedentes familiares de este tipo de cáncer. Estos casos ocurren debido a mutaciones genéticas producto del proceso de envejecimiento y de la vida en general, más que a mutaciones heredadas.

  • Los principales factores de riesgo de desarrollar cáncer de mama son el sexo (ser mujer) y la edad (envejecer).

 

Mitos frente a datos

En Breastcancer.org, nos encontramos con los mismos mitos año tras año. Incluimos muchos de ellos en la lista que se encuentra a continuación. Además, encuestamos a nuestra comunidad en línea para saber cuáles son los mitos más arraigados sobre el cáncer de mama que es necesario corregir.

Lee los mitos y aprende la verdad sobre ellos.

— Se actualizó por última vez el 10 de marzo de 2022, 21:04