comscoreEstado respecto de los receptores de hormonas

Estado respecto de los receptores de hormonas

Los análisis para la detección de receptores hormonales son importantes, ya que los resultados te permiten a ti y a tu médico determinar si es probable que el cáncer responda al tratamiento con los medicamentos de terapia hormonal.
 

Todo informe patológico incluye los resultados de un análisis de receptores hormonales, un análisis donde se indica si las células del cáncer de mama tienen o no receptores para las hormonas estrógeno y progesterona. Los receptores hormonales son proteínas (ubicadas dentro y sobre las células mamarias) que reciben las señales hormonales que ordenan a las células crecer.

Un tumor por cáncer de mama se lo describe como “positivo para receptor de estrógeno” si tiene receptores para esa hormona. Esto quiere decir que las células cancerosas, al igual que las células mamarias sanas, pueden recibir señales del estrógeno que estimulan su crecimiento. Por otro lado, al cáncer se lo conoce como “positivo para receptores de progesterona” si tiene receptores para esa hormona. Nuevamente, esto quiere decir que las células cancerosas pueden recibir señales de la progesterona que estimulan su crecimiento. Aproximadamente 2 de cada 3 casos de cáncer de mama poseen receptores hormonales positivos.

Los análisis para la detección de receptores hormonales son importantes, ya que los resultados te permiten a ti y a tu médico determinar si es probable que el cáncer responda al tratamiento con los medicamentos de terapia hormonal.

También es importante saber que algunos tumores por cáncer de mama positivos para receptores hormonales pueden perder esos receptores con el paso del tiempo. También sucede lo opuesto: los tipos de cáncer negativos para receptores hormonales pueden pasar a tenerlos.

Si el cáncer de mama regresa después del tratamiento, es conveniente que le preguntes al médico acerca de la realización de otra biopsia para detectar receptores hormonales. Si las células cancerosas ya no tienen receptores, es poco probable que la terapia hormonal sirva para tratar el cáncer. En cambio, si las células adquirieron receptores hormonales, la terapia hormonal sí puede traer beneficios.

 

Qué hacen los receptores hormonales

Al igual que otros receptores celulares, los receptores hormonales son proteínas especiales que se encuentran en ciertas células del organismo y sobre ellas, incluidas las células mamarias. Estas proteínas receptoras funcionan como si fueran los ojos y los oídos de las células, ya que reciben mensajes de hormonas y otras sustancias que circulan por el torrente circulatorio y les indican a las células qué hacer. Los receptores actúan como un interruptor que activa o desactiva una función en la célula. Si la sustancia adecuada se acopla al receptor, como una llave que encaja en una cerradura, el interruptor se activa e inicia una función específica de la célula.

 

Información sobre los resultados de los análisis de receptores de hormonas

La mayoría de los laboratorios de análisis siguen un proceso especial de tinción que hace visibles los receptores hormonales en una muestra del tejido con cáncer de mama. Este análisis se conoce como prueba de coloración inmunohistoquímica (IHQ, sigla en inglés). No se emplea el mismo método para examinar los resultados del análisis en todos los laboratorios, y no siempre se notifican los resultados de la misma manera exactamente, así que podrías ver cualquiera de los siguientes datos en tu informe patológico:

  • Un porcentaje que te indica cuántas células de cada 100 dan resultado positivo en la tinción de receptores hormonales. Verás un número entre 0 % (ninguna tiene receptores) y 100 % (todas tienen receptores).

  • Una puntuación Allred de entre 0 y 8. Este sistema de puntuación se conoce así en honor al médico que lo diseñó. Con este sistema, se analiza el porcentaje de células con resultados positivos para receptores hormonales y, a la vez, cuán definidos se ven los receptores después de la tinción (esto se denomina “intensidad”). Esta información se combina luego para darle una puntuación a la muestra usando una escala de 0 a 8. Una mayor puntuación indica que se han encontrado más receptores y pueden observarse con mayor facilidad en la muestra.

  • El término “positivo” o “negativo”.

Recuerda que es necesario realizar el análisis para detectar la presencia de receptores de estrógeno y receptores de progesterona en el caso de cáncer de mama. Si el resultado del análisis solo indica “positivo” o “negativo”, pídele al médico que te proporcione un porcentaje, una clasificación o un número más preciso. También puedes preguntarle de qué manera esos resultados más precisos podrían influir en las decisiones sobre el tratamiento para tu situación particular.

Diferentes laboratorios establecen distintos valores para clasificar un caso de cáncer como positivo o negativo para receptores de hormonas. Por ejemplo, un laboratorio podría considerar que el resultado del análisis es cáncer de mama negativo para receptores de hormonas si menos del 10 % de las células dan positivo (menos de 1 de cada 10). Otro laboratorio podría considerarlo un caso de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas, aunque el resultado sea un porcentaje bajo. Según estudios, incluso los tipos de cáncer con bajas cantidades de receptores hormonales pueden responder a la terapia hormonal.

Una puntuación de 0 por lo general significa que la terapia hormonal no será útil para tratar el cáncer de mama. Cuando la puntuación es 0, el cáncer se considera negativo para receptores de hormonas.

A menudo, en el informe de laboratorio, se indica que el estado respecto de los receptores de hormonas es incierto. Si recibes un resultado así, pregúntale al médico qué significa y qué otros pasos deberías seguir para determinar el estado respecto de los receptores de hormonas en tu caso de cáncer en particular.

La mayoría de los casos de cáncer de mama son positivos para receptores de hormonas:

  • Aproximadamente el 80 % de los tumores por cáncer de mama son positivos para receptores de estrógeno (ER+).

  • Aproximadamente el 65 % de los tumores por cáncer de mama son positivos para receptores de estrógeno y progesterona (ER+/PR+).

  • Aproximadamente 2 % de los tumores por cáncer de mama son negativos para receptores de estrógeno y positivos para receptores de progesterona (ER-/PR+).

  • Aproximadamente el 25 % de los tumores por cáncer de mama no tienen receptores hormonales, es decir, son negativos para receptores de hormonas (HR-).

 

Tratamientos para el cáncer de mama positivo para receptores de hormonas

Terapia hormonal

La terapia hormonal, también llamada tratamiento antiestrógeno, tratamiento endocrino u hormonoterapia, se utiliza para tratar todos los estadios del cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Los medicamentos de terapia hormonal actúan de dos formas:

  • mediante el bloqueo de la producción de estrógeno en el cuerpo

  • mediante el bloqueo de los efectos del estrógeno en las células de cáncer de mama

La terapia hormonal no es una opción de tratamiento en el caso del cáncer de mama negativo para receptores de hormonas.

Existen tres tipos principales de medicamentos para terapia hormonal que se utilizan para tratar el cáncer de mama:

  • inhibidores de la aromatasa

  • moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE)

  • reguladores por disminución de los receptores de estrógeno (ERD)

Los inhibidores de la aromatasa bloquean la enzima aromatasa que convierte las hormonas andrógenas en pequeñas concentraciones de estrógeno en el cuerpo. Los inhibidores de la aromatasa no pueden impedir que los ovarios produzcan estrógenos, por lo tanto, estos medicamentos se usan principalmente en mujeres postmenopáusicas, porque sus ovarios ya no están activos.

Los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno bloquean el efecto del estrógeno en las células de cáncer de mama al situarse en los receptores de estrógeno. Si un modulador selectivo de los receptores de estrógeno llega al receptor de estrógeno, el estrógeno no puede unirse a la célula de cáncer y esta última no recibe las señales del estrógeno para crecer y multiplicarse.

Los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno se pueden indicar para el tratamiento de mujeres tanto premenopáusicas como posmenopáusicas, y de hombres.

Al igual que los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno, los reguladores por disminución de los receptores de estrógeno bloquean el efecto del estrógeno en las células de cáncer de mama al situarse en los receptores de estrógeno. Los reguladores por disminución de los receptores de estrógeno también reducen la cantidad de receptores de estrógeno y cambian la forma de los receptores de estrógeno de las células mamarias para que no puedan funcionar correctamente.

Obtén más información sobre la Terapia hormonal.

Inhibidores de CDK4/6

Los inhibidores de CDK4/6 son una clase de terapia dirigida que se utiliza a fin de tratar ciertos tipos de cáncer de mama que son positivos para receptores de hormonas y negativos para HER2. Las terapias dirigidas implican la administración de medicamentos que atacan características específicas de las células cancerosas, como una proteína que permite que dichas células crezcan rápidamente o de forma anormal. Por lo general, las terapias dirigidas son menos dañinas para las células sanas y normales que la quimioterapia. Algunas de estas terapias funcionan como los anticuerpos que el sistema inmunitario genera de forma natural. Estos tipos de terapias dirigidas suelen conocerse como “inmunoterapias dirigidas”.

Los inhibidores de CDK4/6 interfieren en la división y multiplicación de las células de cáncer de mama. Para lograr esto, actúan de manera selectiva sobre proteínas específicas conocidas como “cinasas dependientes de ciclinas 4 y 6”, abreviadas como “CDK4/6”.

Obtén más información sobre los siguientes temas: Inhibidores de CDK4/6.

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:54