comscoreGorros refrigerantes y sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo

Gorros refrigerantes y sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo

Los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo pueden ayudar a las personas a conservar parte o gran parte del cabello durante el tratamiento con quimioterapia, que puede provocar la caída del pelo.
 

Los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo son similares a cascos o sombreros, que se ajustan con firmeza a la cabeza y se rellenan con gel o líquido frío. Estos dispositivos se utilizan durante las infusiones de quimioterapia. Muchas personas han podido conservar parte o gran parte del cabello durante el tratamiento con quimioterapia en los casos en que la caída del pelo era un efecto secundario.

Los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo estrechan los vasos sanguíneos ubicados debajo de la piel del cuero cabelludo. Esto, a su vez, reduce la cantidad de medicamento de quimioterapia que llega a los folículos capilares. Como los folículos reciben menos cantidad de medicamento de quimioterapia, es menos probable que el cabello se caiga. Además, el frío reduce la actividad metabólica de los folículos capilares, lo que hace que las células se dividan con menos rapidez y protege a los folículos de la quimioterapia.

El gorro se coloca en cada sesión de quimioterapia. Es necesario colocárselo de 30 a 50 minutos antes de la infusión, durante la infusión y por cierto tiempo luego de la infusión. La cantidad de tiempo que se debe tener puesto el gorro una vez finalizada la infusión de quimioterapia puede variar. Puede oscilar entre 20 minutos a 4 o 5 horas, según el tipo de quimioterapia que se administre y el tipo de método de enfriamiento del cuero cabelludo que se utilice.

 

Métodos de enfriamiento del cuero cabelludo: gorros refrigerantes frente a sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo

Existen dos métodos principales para enfriar el cuero cabelludo: los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo.

Los gorros refrigerantes (también llamados “sistemas de enfriamiento manual”) son muy similares a las compresas de hielo. Los gorros refrigerantes se deben mantener en una nevera portátil con hielo seco o en un congelador biomédico especial antes de usarlos. Cada gorro se va descongelando y calentando a medida que lo usas, así que debes reemplazarlo por un gorro refrigerante nuevo cada 20 a 30 minutos durante una sesión de infusión de quimioterapia.

Por lo general, la persona que recibe quimioterapia alquila los gorros refrigerantes y los lleva a cada sesión de infusión en una nevera portátil con hielo seco. Si te interesa este método, debes coordinar con tu médico y con el centro de tratamiento oncológico por anticipado. Necesitarás ayuda de un amigo, familiar o personal capacitado contratado para que vaya reemplazando los gorros durante cada sesión de infusión. Si el centro de tratamiento oncológico al que acudes cuenta con un congelador biomédico, podrías guardar los gorros allí la noche anterior a tu sesión de infusión.

Hay algunos fabricantes que realizan gorros refrigerantes, como Penguin Cold Caps, Chemo Cold Caps y Arctic Cold Caps. Algunos de ellos han publicado videos explicativos en sus sitios web o canales de YouTube, que pueden ayudarlos a ti y a la persona que te asiste a entender cómo utilizarlos.

Los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo (también llamados “sistemas de enfriamiento automatizado”) emplean un gorro conectado a una maquinita refrigerante controlada por computadora. La máquina hace circular el líquido frío por el gorro durante toda la sesión de infusión de quimioterapia, para que no tengas que cambiar de gorro, como en el método manual.

Los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo que se venden actualmente en los Estados Unidos son DigniCap y Paxman. Hay máquinas DigniCap y Paxman en algunos centros de tratamiento oncológico estadounidenses, pero no en todos, y el costo puede variar según el centro y otros factores.

Pregúntale al equipo de atención del centro donde planeas recibir el tratamiento de quimioterapia si ofrecen sistemas de enfriamiento. The Rapunzel Project es una organización sin fines de lucro que ayuda a las personas a acceder a los métodos de enfriamiento del cuero cabelludo. Ellos cuentan con una lista de centros de tratamiento oncológico (en inglés) de los Estados Unidos que ofrecen sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo o congeladores biomédicos para los gorros refrigerantes.

Para el sistema de Paxman se debe entregar una receta escrita por el médico para el sistema de enfriamiento del cuero cabelludo antes de poder registrarse.

Algunas personas han logrado que sus seguros de salud cubran parte del costo del alquiler de los gorros refrigerantes o los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo, pero, por ahora, contar con cobertura de seguro para el enfriamiento del cuero cabelludo no es algo habitual en los Estados Unidos.

 

Preparación para el enfriamiento del cuero cabelludo

Ya sea que uses gorros refrigerantes o un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo, es importante que te asegures de que el gorro esté bien colocado, para maximizar su eficacia. Sigue al pie de la letra las indicaciones del fabricante sobre cómo colocarlo en la cabeza y practica antes del primer tratamiento.

Con ambos métodos, el cuero cabelludo recibe muchísimo frío; razón por la cual algunas personas sufren dolores de cabeza mientras los usan. Otros posibles efectos secundarios:

  • molestia en el cuello y los hombros

  • dolor en el cuero cabelludo

  • dolor en la frente

  • mareos

  • náuseas

La mayoría de las personas siente mucho frío durante el proceso; por eso, debes vestirte con ropa abrigada y llevar mantas o preguntar en el centro de tratamiento oncológico si tienen mantas que puedas usar. Las personas suelen sentir más frío con los gorros refrigerantes que con los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo. Es común que se sienta u nivel máximo de molestia durante los primeros diez minutos de tratamiento, y que la molestia vaya cediendo a medida que las personas se adaptan al frío.

Si se usan los gorros refrigerantes o un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo durante todo el tratamiento de quimioterapia, sería conveniente tratar con mucho cuidado al cabello, para prevenir su daño y mantenerlo sano. Se recomienda lo siguiente:

  • usar un champú suave

  • peinarlo y cepillarlo con cuidado

  • evitar las tinturas hasta que hayan transcurrido tres meses de la finalización de la quimioterapia

  • evitar los secadores de pelo, los rizadores y las planchitas

 

Investigación sobre el enfriamiento del cuero cabelludo

Algunos médicos han expresado sus inquietudes respecto a los métodos de enfriamiento del cuero cabelludo y a la posibilidad de que puedan impedir que el medicamento de quimioterapia llegue a las células cancerosas que se puedan haber extendido hasta el cuero cabelludo (hecho metástasis). Pero, en los casos de cáncer de mama, no suele haber metástasis en el cuero cabelludo. En muchos estudios en los que se realizaron comparaciones entre pacientes que usaron técnicas de enfriamiento del cuero cabelludo y quienes no las utilizaron se descubrió que no había diferencia en la cantidad de metástasis en el cuero cabelludo entre ambos grupos. 1 2 3 4

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, sigla en inglés) de los Estados Unidos ha aprobado los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo DigniCap y Paxman, lo que significa que se pueden vender en los Estados Unidos.

La eficacia de los sistemas depende de varios factores, incluido el tipo de quimioterapia que recibe la persona y su dosis. Estos son algunos de los medicamentos de quimioterapia que se utilizan con más frecuencia para tratar el cáncer de mama:

  • antraciclinas, que incluyen Adriamycin (nombre genérico: doxorrubicina) y Ellence (nombre genérico: epirrubicina)

  • taxanos, que incluyen Taxol (nombre genérico: paclitaxel), Taxotere (nombre genérico: docetaxel) y Abraxane (nombre genérico: paclitaxel unido a albúmina o nab-paclitaxel)

Las mujeres que recibieron quimioterapia con taxanos solamente (sin antraciclina) han obtenido mejores resultados con los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo que aquellas a las que les administraron quimioterapia con antraciclina.

De acuerdo con un estudio por el cual se logró la aprobación de la FDA para el sistema Paxman de enfriamiento del cuero cabelludo en 2017, alrededor del 59 % de las mujeres que recurrieron al enfriamiento del cuero cabelludo durante la quimioterapia basada en taxanos perdieron menos de la mitad del cabello, y aproximadamente un 16 % de las mujeres que se valieron de un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo durante el tratamiento con antraciclina perdieron menos de la mitad del cabello. 5 De acuerdo con una investigación por la cual se logró la aprobación de la FDA para el sistema DigniCap en 2015, alrededor del 66 % de las mujeres que recurrieron al enfriamiento del cuero cabelludo durante la quimioterapia con taxanos perdieron menos de la mitad del cabello. 6 En el estudio no se incluyeron mujeres tratadas con quimioterapia basada en antraciclinas.

Si te interesan los gorros refrigerantes o un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo, habla con el médico sobre todos los factores que debes considerar, incluido el tratamiento de quimioterapia, los posibles efectos secundarios, el costo de los métodos de enfriamiento del cuero cabelludo y otros posibles problemas médicos que puedas tener. También debes saber que, a algunas personas, el uso de los gorros refrigerantes y los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo les confiere cierta sensación de control durante el tratamiento contra el cáncer, independientemente de la cantidad de cabello que conserven. A través de un estudio llevado a cabo en Irlanda se descubrió que la mayoría de las personas que probaron los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo durante la quimioterapia estaban satisfechas con el hecho de haberlos elegido, más allá de su eficacia. 7

 

Cobertura del costo del método de enfriamiento de cuero cabelludo

El costo del uso de los gorros refrigerantes o de los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo varía según el fabricante, la cantidad de sesiones de quimioterapia que tengas y la cantidad de meses que debas usar el método de enfriamiento del cuero cabelludo.

Por lo general, el costo de los gorros refrigerantes ronda entre los USD 380 a 450 por mes, más el envío y el depósito de seguridad reembolsable, en algunos casos. Los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo oscilan entre los USD 2000 y los 2200 por todo el ciclo de quimioterapia. Algunos centros oncológicos también cobran una tarifa por prestar el servicio cada vez que un paciente usa el sistema de enfriamiento del cuero cabelludo durante una infusión de quimioterapia.

Brindar cobertura de seguro para el enfriamiento del cuero cabelludo no es algo habitual en los Estados Unidos, pero algunas personas han logrado que sus seguros de salud cubran parte del costo o su totalidad. Aetna es una de las compañías de seguro de salud que considera el enfriamiento del cuero cabelludo para prevenir la pérdida del cabello durante la quimioterapia como una práctica médicamente necesaria y, por lo tanto, un gasto cubierto (aunque la cobertura depende del plan de salud que se haya escogido). Analiza tu póliza de seguro de salud con un representante de la compañía de seguro que tengas. Además, puedes comunicarte con el fabricante de los gorros refrigerantes o del sistema de enfriamiento del cuero cabelludo que planeas utilizar para que te aconseje cómo solicitar el reembolso en la compañía de seguro de salud. Puedes obtener más información sobre la cobertura de seguro del sistema DigniCap (en inglés) y sobre la cobertura de seguro del sistema Paxman (en inglés).

Si necesitas ayuda para costear un gorro refrigerante o un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo, pregunta en la clínica o el centro médico donde recibirás quimioterapia si se brinda asistencia financiera a las personas que buscan utilizar estos métodos. Además, la Fundación HairToStay (en inglés) y la organización Sharsheret (en inglés) ofrecen subsidios según las necesidades para algunos costos de los sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo.

The Rapunzel Project es una organización sin fines de lucro que ayuda a las personas que reciben quimioterapia a acceder y utilizar la tecnología de enfriamiento del cuero cabelludo para tratar de conservar el cabello. Visita The Rapunzel Project (en inglés) para obtener más información, incluida una lista de centros de tratamiento oncológico de los Estados Unidos que ofrecen congeladores biomédicos para gorros refrigerantes o sistemas DigniCap o Paxman de enfriamiento del cuero cabelludo.

 
Referencias
  1. Ross M., Fischer-Cartlidge E. “Scalp Cooling: A Literature Review of Efficacy, Safety, and Tolerability for Chemotherapy-Induced Alopecia” (Enfriamiento del cuero cabelludo: revisión de material para analizar la eficacia, la seguridad y la tolerabilidad en casos de alopecia inducida por la quimioterapia). Revista clínica de enfermería oncológica; 2017. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1188/17.CJON.226-233

  2. Rugo H. S. y otros. “Scalp cooling with adjuvant/neoadjuvant chemotherapy for breast cancer and the risk of scalp metastases: systematic review and meta-analysis” (Enfriamiento del cuero cabelludo con quimioterapia adyuvante/neoadyuvante para el cáncer de mama y riesgo de metástasis en el cuero cabelludo: revisión sistemática y metanálisis). Investigación y tratamiento del cáncer de mama; 2017. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1007/s10549-017-4185-9

  3. Rugo H. S., Voigt J. “Scalp Hypothermia for Preventing Alopecia During Chemotherapy. A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials” (Hipotermia del cuero cabelludo para prevenir la alopecia durante la quimioterapia: una revisión sistemática y metanálisis de estudios comparativos aleatorios). Clinical Breast Cancer; 2017. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1016/j.clbc.2017.07.012

  4. Kruse M., Abraham J. “Management of Chemotherapy-Induced Alopecia With Scalp Cooling” (Manejo de la alopecia inducida por la quimioterapia con el enfriamiento del cuero cabelludo). Revista JCO; 2018. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1200/JOP.17.00038

  5. Nangia J. y otros “Effect of a Scalp Cooling Device on Alopecia in Women Undergoing Chemotherapy for Breast Cancer: The SCALP Randomized Clinical Trial” (Efecto de un dispositivo de enfriamiento del cuero cabelludo en la alopecia en mujeres que reciben quimioterapia para el cáncer de mama: el ensayo clínico aleatorio SCALP). Revista de la Asociación Médica Americana; 2017. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1001/jama.2016.20939

  6. Rugo H. S. y otros “Association Between Use of a Scalp Cooling Device and Alopecia After Chemotherapy for Breast Cancer” (Asociación entre el uso de un dispositivo de enfriamiento del cuero cabelludo y la alopecia luego de la quimioterapia para el cáncer de mama). Revista de la Asociación Médica Americana; 2017. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1001/jama.2016.21038

  7. Maher W. y otros “The uptake, patient satisfaction and efficacy of scalp cooling among patients receiving chemotherapy in an Irish oncology day ward” (La aceptación, la satisfacción de los pacientes y la eficacia del enfriamiento del cuero cabelludo en pacientes que reciben quimioterapia en un pabellón oncológico diurno de Irlanda). Presentado en: Congreso de la ESMO 2019; 28 de septiembre de 2019; Barcelona, España. Disponible en inglés en: https://oncologypro.esmo.org/meeting-resources/esmo-2019-congress/The-uptake-patient-satisfaction-and-efficacy-of-scalp-cooling-among-patients-receiving-chemotherapy-in-an-Irish-oncology-day-ward

Revisado por 7 advisers médicos
 
Nik Georgopoulos, PhD
Paxman Scalp Cooling Research Centre, School of Applied Sciences, University of Huddersfield, U.K.
Dawn L. Hershman, MD
Centro Oncológico Integral Herbert Irving de la Universidad de Columbia, ciudad de Nueva York, NY
Nancy Marshall
The Rapunzel Project, Wayzata, MN
Marleen Meyers, MD
Centro Oncológico Perlmutter de NYU Langone Health, Nueva York, NY
Julie Nangia, MD
Clínica Smith de Oncología Mamaria de la Universidad Baylor de Medicina en Houston, Texas
Silvina Pugliese, MD, FAAD
Stanford University School of Medicine, Stanford, CA
Mikel Ross, MSN, RN, AGPCNP-BC, OCN, CBCN
Memorial Sloan Kettering Cancer Center, New York, NY
Conoce más sobre el Comité de Asesoría

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022 15:04

Participa en la conversación sobre Gorros refrigerantes y sistemas de enfriamiento del cuero cabelludo
Conecta con una comunidad de apoyo de personas que tratan miles de temas en todos nuestros foros de discusión. Nuestra comunidad da la bienvenida a todas las personas diagnosticadas con cáncer de mama, preocupadas por una afección mamaria o que cuidan a un ser querido afectado por cáncer de mama.
Obtener más información