¿Por qué no puedo usar desodorante al ir a mi mamografía?

¿Por qué no puedo usar desodorante al ir a mi mamografía?

 

Cuando programes una mamografía, escucharás lo que se ha convertido en un consejo estándar para el día de la prueba: no uses desodorante o antitranspirante para las axilas. Lo mismo ocurre con los polvos, cremas o lociones que se aplican debajo de los brazos, en la zona del pecho o en la piel de los senos. Es posible que te digan que el desodorante y otros productos para la piel pueden afectar a la calidad de las imágenes. Pero ¿a qué se debe, exactamente?

 

El desodorante puede verse como si fueran calcificaciones

Muchos desodorantes contienen sustancias metálicas, el aluminio es habitual, y en una mamografía, sus partículas densas pueden parecerse a calcificaciones. Las calcificaciones son pequeños depósitos de calcio que se ven como manchas o puntos blancos y brillantes en el fondo del tejido blando de las mamas porque el calcio absorbe los rayos X de las mamografías.

Las calcificaciones son un signo de algún proceso subyacente que se esté produciendo en el tejido mamario. Por lo general, ese proceso no es preocupante. Las lesiones o infecciones tisulares, quistes u otros nódulos benignos (no cancerosos), e incluso el simple envejecimiento, son causas comunes de calcificaciones.

Pero, a veces, las calcificaciones pueden ser un indicio de un cáncer temprano que se está desarrollando dentro de un conducto mamario. Cuando células anómalas crecen sin control dentro del conducto, podrían estar tan atestadas que algunas de ellas mueren y el cuerpo no puede eliminarlas. Si esto ocurre, esas células se pueden endurecer (o petrificar) y se pueden formar áreas de calcificación. Por eso los médicos toman las calcificaciones tan en serio.

“Las calcificaciones parecen pequeños puntos de arena, y las partículas metálicas de algunos desodorantes también pueden parecer pequeños granos de arena”, dice la Dra. Delia Keating, radióloga de imágenes mamarias del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de la ciudad de Nueva York. A pesar de que el desodorante se aplica en “un lugar típico, en lo alto de la axila (debajo de los brazos)”, agrega, una mujer también podría tener calcificaciones allí. “Y es que son muy difíciles de distinguir”.

Cuando detectan calcificaciones como novedad en la mamografía de una mujer, el radiólogo que lee las imágenes tratará de averiguar si presentan alguna característica que pudiera sugerir un cáncer subyacente. En muchos casos, se necesitan imágenes adicionales. Si usas desodorante en tu mamografía, podrías terminar sometiéndote a pruebas adicionales que realmente no necesitas. “Tratamos de evitar la repetición de imágenes tanto como sea posible”, dice la Dra. Keating.

 

¿Qué pasa con los desodorantes naturales?

¿Qué pasa con el creciente número de desodorantes naturales que no contienen aluminio, sino carbón vegetal, bicarbonato de sodio, zinc, extractos de plantas u otros ingredientes? ¿Son seguros para una mamografía? No necesariamente, dice la Dra. Keating, porque en teoría, cualquier cosa que deje partículas en las axilas podría generar un problema. Así que siempre es mejor ir sobre seguro que arrepentirse.

“Es difícil leer las etiquetas y saber qué productos contienen, y las formulaciones pueden cambiar”, afirma la Dra. Keating. “Es mejor evitar el producto ese día solo para asegurarse de que no se confunda con algún tipo de anomalía. Lleva el desodorante contigo y aplícalo después”.

 

Olvídate también de cremas y polvos

La Dra. Keating enfatiza que el mismo consejo se aplica a cualquier loción, crema o polvo aplicado sobre los senos o alrededor de ellos: no los uses ese día. Ella ha observado que algunas mujeres usan una pomada para el sarpullido debajo de los senos para ayudar con las rozaduras. Estos productos pueden depositar pequeñas partículas en el área, al igual que las lociones corporales de “piel brillante” que contienen partículas metálicas. Cualquier loción puede suponer un problema, porque no solo puede interferir con las imágenes, sino que también puede hacer los senos resbaladizos.

“Uno de los propósitos de la compresión [durante la mamografía] es incluir la mayor cantidad posible de tejido mamario en la placa”, señala la Dra. Keating. Es más difícil para el tecnólogo obtener imágenes claras si la piel está resbaladiza, porque se puede perder nitidez debido al movimiento.

Un consejo más: si usas desodorante, antitranspirante, polvos o lociones en la axila o el área del pecho todos los días, pasa un poco más de tiempo en la ducha limpiando esas áreas la mañana de la mamografía. “El objetivo es que no queden partículas en la piel”, dice la Dra. Keating.

¿Y si te olvidas y llevas desodorante a la mamografía por error? Dilo al llegar y pide ayuda. Muchos centros de imágenes proporcionan toallitas de limpieza para ayudarte a eliminar cualquier residuo de producto antes de la mamografía. Si no dices nada, corres el riesgo de que te vuelvan a llamar para realizar más estudios.

“No canceles la cita si simplemente te olvidaste e hiciste tu rutina normal”, dice la Dra. Keating. “Solo asegúrate de pedir toallitas y limpia cuidadosamente todo el pecho y debajo de la axila”.

Obtén más información sobre calcificaciones.

 

Redacción: Kristine Conner, colaboradora

Revisado por 1 adviser médicos
 
Marcia Boraas, MD, FACS
Fox Chase Cancer Center, Philadelphia, PA
Conoce más sobre el Comité de Asesoría

— Se actualizó por última vez el 20 de mayo de 2022 12:55