Antecedentes personales de cáncer de mama

Antecedentes personales de cáncer de mama

Si te diagnosticaron cáncer de mama, tienes entre 3 y 4 veces más probabilidades de que te aparezca un tumor nuevo en la otra mama o en una parte distinta de la misma mama. Este riesgo es distinto del riesgo de reaparición del cáncer original (llamado riesgo de recurrencia).
 

Si te diagnosticaron cáncer de mama, tienes entre 3 y 4 veces más probabilidades de que te aparezca un tumor nuevo en la otra mama o en una parte distinta de la misma mama. Este riesgo es distinto del riesgo de reaparición del cáncer original (llamado riesgo de recurrencia).

 

Pasos para reducir el riesgo

Si te diagnosticaron cáncer de mama, es posible que ya estés tomando medicamentos para reducir el riesgo de volver a padecer cáncer de mama. Más allá de ese importante paso, hay muchas opciones de estilo de vida que puedes llevar a cabo para mantener el riesgo lo más bajo posible:

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar. Revisa los demás factores de riesgo del cáncer de mama para conocer más opciones.

Junto con estas opciones de estilo de vida, hay otras opciones que pueden reducir tanto el riesgo de recurrencia como el riesgo de tener un tumor nuevo.

Los medicamentos de terapia hormonal, como un inhibidor de aromatasa o un modulador selectivo de los receptores de estrógeno (MSRE) pueden ayudar a reducir el riesgo de lo siguiente:

  • recurrencia del cáncer de mama positivo para receptores de hormonas

  • aparición de un nuevo cáncer de mama positivo para receptores de hormonas

Los medicamentos de terapia hormonal actúan de dos formas:

  • reducen la concentración de estrógeno en el cuerpo

  • bloquean la acción del estrógeno en las células del cáncer de mama

Los medicamentos de terapia hormonal no reducen el riesgo de cáncer de mama negativo para receptores de hormonas.

Para obtener más información, visita la sección Terapia hormonal del sitio Breastcancer.org.

Evitar productos que contengan estrógeno o progesterona. Si te diagnosticaron cáncer de mama, no debes utilizar terapia de reemplazo hormonal (TRH) para tratar los síntomas de la menopausia ni métodos anticonceptivos que contengan estrógeno y progesterona. Estas hormonas pueden hacer que se forme y crezca el cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Mientras que en solo unos pocos estudios se ha investigado el uso de TRH en mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama, estudios más importantes han demostrado que el uso de la TRH aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama en las mujeres, en general. Así que los médicos recomiendan que las mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama deben evitar la terapia de reemplazo hormonal. No poder usar la terapia de reemplazo hormonal puede presentar un desafío, porque los efectos secundarios menopáusicos pueden reducir en gran medida la calidad de vida para algunas mujeres. Si tienes bochornos intensos y otros efectos secundarios de la menopausia, además de antecedentes personales de cáncer de mama, habla con tu médico sobre opciones sin hormonas para controlar estos efectos secundarios, como acupuntura o meditación.

Asimismo, en general se piensa que las píldoras anticonceptivas no son seguras para mujeres premenopáusicas con antecedentes personales de cáncer de mama. Generan niveles de hormonas mayores que los que produce el cuerpo (y de esta manera dominan el ciclo menstrual). Debido a esta situación, la mayoría de los médicos recomiendan utilizar métodos de barrera para la planificación familiar: condones, un diafragma o un dispositivo intrauterino (DIU) no hormonal, como ParaGard.

Pruebas de detección más frecuentes: si te diagnosticaron cáncer de mama, tú y tu médico elaborarán un plan de detección a la medida de tu situación. Además de las pautas de detección recomendadas para las mujeres en riesgo promedio, un plan de detección para una mujer con antecedentes de cáncer de mama puede incluir:

Puedes realizarte estos controles con mayor frecuencia que las mujeres con riesgo normal. Por ejemplo, un examen de detección, como una mamografía, y luego un examen diferente, como una RM, 6 meses después. Antes o después de cada examen de detección, tu médico puede realizar un examen de mama.

Una ecografía de la mama es otra poderosa herramienta que puede ayudar a detectar el cáncer de mama en mujeres con antecedentes familiares del gen del cáncer de mama. Esta prueba no reemplaza la mamografía digital y la resonancia magnética (RM).

Habla con tu médico sobre el diseño de un programa especializado para la detección temprana que tenga en cuenta tu riesgo de padecer cáncer de mama, satisfaga tus necesidades individuales y te brinde tranquilidad.

Cirugía preventiva: La extirpación de la otra mama y de los ovarios sanos, llamada “cirugía preventiva” (“preventiva” significa “protectora”), es una opción de reducción del riesgo muy agresiva e irreversible que eligen algunas mujeres. Los beneficios de la cirugía preventiva después de ser diagnosticada con cáncer de mama dependen de tu edad, tu salud en general y el estadio y el tipo de cáncer de mama que tenías.

Si no tienes una anomalía en los genes BRCA1 o BRCA2 (la mayoría de los casos heredados de cáncer de mama se asocian con anomalías en uno de dos genes vinculados con el cáncer de mama: BRCA1, gen del cáncer de mama 1 y BRCA2, gen del cáncer de mama 2) ni antecedentes familiares de cáncer de mama muy marcados y se te diagnosticó cáncer de mama en estadio temprano, tienes un riesgo bajo de recurrencia de cáncer de mama. La cirugía preventiva puede o no beneficiarte.

Si te diagnosticaron cáncer de mama y tienes anomalías en los genes BRCA1 o BRCA2, o antecedentes familiares de cáncer de mama muy marcados, tienes un mayor riesgo de volver a padecer cáncer, no relacionado con el cáncer de mama anterior. En este caso, la cirugía preventiva puede ser recomendada para ti.

Si te diagnosticaron cáncer de mama en estadio avanzado, el riesgo de recurrencia del cáncer en la misma mama puede ser mayor que el riesgo de padecer un cáncer de mama nuevo no relacionado. En este caso, la cirugía preventiva puede ofrecer beneficios limitados.

Es importante recordar que ningún procedimiento, incluida la cirugía, elimina por completo el riesgo de padecer cáncer. Incluso cuando se ha extirpado una mama o un ovario, el cáncer igual puede aparecer en la zona donde se inició. El seguimiento es necesario, incluso después de la cirugía preventiva.

Las decisiones con respecto a la cirugía preventiva requieren mucha reflexión, paciencia y conversación con tus médicos, con tu consejero genético y con tu familia, además de una tremenda valentía. Tómate el tiempo que consideres necesario para estudiar estas opciones y tomar las decisiones indicadas para ti.

Para obtener más información, visita las páginas de Breastcancer.org sobre Mastectomía preventiva y Extirpación preventiva de ovarios.

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:54