comscoreDiarrea

Diarrea

Se sabe que algunos tratamientos para el cáncer de mama causan diarrea como efecto secundario. Hasta que empiezas a usar un medicamento, no puedes saber si te causará diarrea. Sin embargo, hay medidas que puedes tomar para prepararte si la diarrea aparece.
 

La diarrea es una afección que se caracteriza por heces acuosas y blandas, más de tres veces por día. Quizás también tengas retortijones, hinchazón y náuseas, y sientas necesidad urgente de defecar. La diarrea ocurre cuando el agua de los intestinos no se reabsorbe en el cuerpo.

Se sabe que algunos tratamientos para el cáncer de mama causan diarrea como efecto secundario. Los principales desencadenantes son algunas formas de quimioterapia y algunas terapias dirigidas, pero las terapias hormonales también pueden causar diarrea Los medicamentos para fortalecer los huesos llamados bifosfonatos que algunas mujeres toman durante el tratamiento del cáncer de mama y después de este pueden tener este efecto secundario.

Algunos tratamientos para tratar el cáncer pueden afectar el sistema inmunitario, lo que podría hacerte más vulnerable a los efectos de un virus estomacal o de una intoxicación por alimentos

 

Tratamientos para el cáncer de mama que pueden causar diarrea:

Muchos tratamientos para el cáncer de mama pueden causar diarrea:

Los bifosfonatos, que son medicamentos que se indican a algunas mujeres para fortalecer sus huesos durante y después del tratamiento de cáncer, también pueden causar diarrea. Los bifosfonatos más comunes son:

La diarrea también es un efecto secundario muy común de algunos medicamentos para el dolor, entre ellos, ibuprofeno y morfina.

 

Manejo de la diarrea

Hasta que empiezas a tomar un medicamento, no puedes saber si te causará diarrea. Y, si este efecto secundario aparece, no sabes si será una molestia leve o un problema grave. Sin embargo, hay medidas que puedes tomar ahora para prepararte si la diarrea aparece. Si tienes diarrea por más de 48 horas, llama a tu médico de inmediato. Existen medicamentos disponibles que pueden ayudarte.

Estas son algunas sugerencias para adelantarte a este efecto secundario y poder mantenerlo bajo control cuando aparezca.

Antes de iniciar el tratamiento

Pregúntale al médico acerca de la experiencia de otros pacientes y cuándo deberías llamar para pedir ayuda. Para un tratamiento determinado, ¿con qué frecuencia han experimentado diarrea sus pacientes? ¿Esta fue leve, moderada o grave? ¿Tiende a mejorar o a empeorar con el tiempo? Pregúntale cuándo deberías llamar al consultorio y quién puede ayudarte si tienes diarrea. Si bien los pacientes muchas veces prefieren no informar los efectos secundarios, tu equipo de tratamiento está para ayudarte.

Otros temas para hablar con tu médico son los siguientes:

  • Si estás usando otros medicamentos que causan estreñimiento, como los medicamentos para aliviar las náuseas o los analgésicos, y cómo manejarlo junto con la diarrea que te causa el tratamiento.

  • Si estás usando otros medicamentos que podrían empeorar la diarrea

  • Cualquier antecedente de afecciones médicas que aumenten el riesgo de diarrea, como el síndrome de colon irritable, la enfermedad de Crohn, la colitis (inflamación del colon), la diverticulosis (formación de sacos pequeños en la pared intestinal) o la cirugía previa del intestino

Consigue con anticipación el medicamento antidiarreico de venta libre Imodium (nombre genérico: loperamida) y alimentos poco condimentados que puedan ayudar en esta situación.Si es probable que vayas a tener diarrea, compra un paquete de Imodium por adelantado y mantén a mano alimentos que ayuden en esta situación (consulta las recomendaciones de abajo). Una recomendación común para aliviar la diarrea es la dieta “BRAT”: bananas, arroz, compota de manzana y tostadas.

Prepárate para llevar un registro de lo que comes y de los episodios de diarrea.Ya sea en un diario personal, un calendario, un bloc de notas o la computadora, registra los episodios de diarrea y su intensidad (urgencia, cantidad, diarrea líquida o heces blandas). También anota lo que comes y bebes. Puede parecerte raro hacer esto, pero te ayudará a determinar qué desencadena la diarrea, si esta mejora o empeora con el tiempo, y si algunos alimentos ayudan o no. También estarás más preparada para hablar de los síntomas con el equipo de tratamiento, lo que puede ayudar para determinar cómo aliviar la diarrea.

El miembro de la comunidad cse70 recomienda lo siguiente: “Lleva un diario. Incluso si el primer episodio de diarrea te sorprende después de tu primer tratamiento de quimioterapia, podrás prever episodios futuros. Yo tuve la suerte de tomarme licencia en el trabajo durante los peores días con este síntoma.

“Lleva un diario para registrar los peores episodios”, agrega Kdrake1007, quien tuvo este efecto secundario con Verzenio (nombre genérico: abemaciclib). “En mi caso, el café es un gran desencadenante. Después de tomarlo, me causa cólicos fuertes y episodios múltiples de diarrea durante un día. El té y otras bebidas con cafeína no me causan la misma reacción. La ensalada también suele ser problemática. Aprendí a manejarla... Siempre tengo Imodium y lo tomo antes de ir a eventos importantes, como la boda de mi hija”.

Durante el tratamiento: Recomendaciones alimentarias para superar la diarrea

Bebe abundantes líquidos.Prueba una dieta de líquidos transparentes (agua, té de hierbas poco cargado, jugo de manzana, caldo transparente, helado en palito o gelatina sin sabor) en cuanto comience la diarrea o cuando sientas que está por empezar. Los líquidos transparentes evitan que los intestinos trabajen demasiado y ayudan a prevenir la irritación. Luego de uno o dos días, comienza a agregar alimentos sólidos con bajo contenido de fibra. Intenta beber al menos una taza de líquido después de cada episodio de diarrea para no sufrir deshidratación. Los signos de la deshidratación pueden incluir sed excesiva, sequedad bucal, dolor de cabeza, somnolencia y baja producción de orina de color amarillo oscuro o ámbar.

Come con frecuencia, en raciones pequeñas.En vez de tres comidas principales, come cantidades más pequeñas a lo largo del día. A tu cuerpo quizás le resulte más fácil digerir cantidades más pequeñas.

Esto le ayudó al miembro de la comunidad WC3 durante la quimioterapia: “Tal vez tuve suerte, pero no tuve mucha diarrea. Cuando sí aparecía, lo hacía de repente. Lo que ayudaba a reducir la cantidad era comer raciones pequeñas. En lugar de consumir comidas abundantes, comía refrigerios, y en general no podía comer demasiado. Si tenía que prevenir un episodio, tomaba Imodium”.

Elige alimentos que ayuden a aliviar la diarrea.Por ejemplo, alimentos ricos en pectina, como compota de manzana, bananas y yogur. La pectina, una fibra soluble en agua, ayuda a disminuir la diarrea. Además, elige alimentos ricos en potasio, como jugos de fruta, bebidas para deportistas, papas sin cáscara y bananas. El cuerpo pierde potasio cuando tienes diarrea. A menos que consumas una dieta baja en sal, los alimentos con alto contenido de sodio, como las sopas, los caldos, las bebidas para deportistas, las galletas de sal y los pretzels, pueden ayudarte a retener agua para no deshidratarte.

Come suficientes proteínas.Intenta con carne magra cocida roja, de cerdo, pavo, pescado o pollo; o bien, huevos bien cocidos o tofu. El yogur griego también contiene muchas proteínas. Consumir más proteínas puede ayudarte a evitar la fatiga.

Si te gustan ciertos vegetales, consúmelos cocidos, no crudos, y quita la cáscara de las frutas y los vegetales.Algunas verduras y frutas crudas pueden empeorar la diarrea. Hierve las verduras y prueba sopas elaboradas con puntas de espárragos cocidas, remolachas, zanahorias, calabacín pelado, hongos, apio u otras verduras. Quita la cáscara de los alimentos, como las papas y las manzanas.

Evita los productos con tabaco, la goma de mascar y los alimentos y bebidas que puedan empeorar la diarrea, como los siguientes:

  • Cafeína o alcohol

  • Bebidas carbonatadas

  • Leche y productos lácteos

  • Nueces, panes de granos integrales, salvado y otros alimentos con alto contenido de fibra

  • Alimentos con alto contenido graso, fritos, grasosos y pesados

SpecialK cuenta algunos ajustes en su dieta que le ayudaron: “Tuve diarrea intensa durante diez días después de cada sesión de quimioterapia. No era terrible, pero era lo suficientemente intensa como para no poder salir de la casa a menos que fuera necesario. Los diez días anteriores a la siguiente infusión eran normales. No tomaba ningún medicamento, sino que dejaba que las cosas siguieran su curso y prestaba atención a cómo me sentía. También bebía mucho líquido, seguía la dieta BRAT y evitaba cualquier alimento con alto contenido de fibra, las bebidas carbonatadas o los alimentos con cafeína.

Durante el tratamiento: Otros consejos para aliviar la diarrea

Prueba tomar Imodium o FiberCon.Los cambios en la dieta no siempre son suficientes para controlar la diarrea. Por supuesto habrá momentos cuando sepas que necesitas no tener episodios de diarrea (como eventos sociales, reuniones, ocasiones especiales o viajes en avión). Mucha gente dice que Imodium ayuda, pero suele tomar tiempo encontrar la dosis y el momento adecuados para controlar la diarrea sin causar estreñimiento.

El miembro de la comunidad pajim cuenta cómo encontró la dosis adecuada: “Ah, Verzenio. Cuando comencé a tomarlo, en la farmacia me dijeron que tomara dos comprimidos de Imodium apenas comenzara la diarrea y luego otro comprimido cada 12 horas.

"Fue un desastre total. Tal vez funciona para otras personas, pero no para mí. Parecía que había una guerra en mis intestinos. Tenía cólicos y dolor. Lo que me ayudó fue decidir que las heces ‘normales’ no eran el objetivo. El objetivo era evitar tener que salir corriendo al baño. Así que tomé Imodium en dosis bajas cuando lo necesitaba y, en general, mis heces eran blandas. Cuando eran demasiado blandas, tomaba medio comprimido más de Imodium. Creo que los medicamentos para tratar este efecto secundario específico varían mucho para cada persona.

BellasMomToo coincide: “Imodium ayudó, pero tenía que tener cuidado de no tomar demasiado para no sufrir estreñimiento porque tenía diverticulosis (bolsillos en el colon). Luego los medicamentos para prevenir las náuseas me causaban estreñimiento. Así que era un desafío encontrar un equilibrio, a veces sufría diarrea y otras, estreñimiento”.

Si bien los alimentos con alto contenido de fibra pueden empeorar la diarrea, algunos miembros de la comunidad cuentan que el suplemento FiberCon (policarbófilo cálcico) les ayuda. Aunque se comercializa para aliviar el estreñimiento, también ayuda a añadir volumen a las heces, lo que puede aliviar la diarrea.

“En mi caso, el medicamento sugerido de venta sin receta Imodium funcionó demasiado bien: todo se detuvo y luego tuve cólicos abdominales terribles, etc., cuando se fue el efecto”, cuenta el miembro de la comunidad Vlnrph. “Tomando dos comprimidos de FiberCon o el policarbófilo cálcico mucho menos costoso todos los días, logré absorber el exceso de líquido que queda en el tracto gastrointestinal de modo que las heces adquieren volumen sin causar estreñimiento”.

Usa paños protectores y mantente preparada.Al menos al principio, hasta que logres manejar la diarrea o tratarla con ayuda médica, puede serte útil usar paños protectores o ropa interior desechable cuando te vas a dormir o al salir de casa. Lleva algunos contigo en un paquete de emergencia que incluya ropa interior y prendas de vestir limpias, toallitas húmedas y desinfectante para manos.

Moonflwr912 comparte sus pensamientos: “Les envío un fuerte abrazo a todos los que sufran este efecto secundario, sepan que esto también pasará. Demasiado despacio, pero pasará. Yo usaba pañales todos los días. Lloraba cuando lo hacía, pero me ahorraba tiempo, lavados y situaciones vergonzosas. Tenía una muda de ropa limpia en el coche. La guardaba en una bolsa pequeña, junto con pañitos húmedos y Aquaphor”.

Calma la irritación en la zona anal.Las evacuaciones intestinales frecuentes y la limpieza de la zona pueden irritar el área. En lugar de usar papel higiénico, limpia la zona anal con jabón suave después de cada evacuación, enjuaga bien con agua tibia usando una botella de plástico blando y seca con suave presión. Una alternativa es comprar un accesorio de bidé para el inodoro a un precio accesible. Después de la limpieza, aplica una pomada a prueba de agua, como la vaselina o Aquaphor, en la zona anal. Sentarte en una tina con agua templada o un baño de asiento (un accesorio poco profundo que se coloca en el inodoro y se llena con agua tibia) pueden ayudar a aliviar cualquier molestia que puedas tener.

Si la diarrea persiste o empeora y no puedes manejarla, habla con tu médico. Es posible que se pueda ajustar tu plan de tratamiento, cambiando la dosis o el tipo de medicamento. Otra opción son los medicamentos de venta con receta para controlar la diarrea, como Lomotil (nombre genérico: difenoxilato y atropina); Carafate (nombre genérico: sucralfato); o somatostatina, que se administra mediante inyección. Los medicamentos para reducir el colesterol, como la colestiramina y Welchol (nombre genérico: colesevelam) también pueden ayudar a aliviar la diarrea persistente. Puede que haya un período de prueba y error mientras descubres lo que funciona para ti.

Mustlovepoodles cuenta: “Tuve diarrea intensa desde el primer día de la quimioterapia y nada la aliviaba. Tenía ocho o nueve evacuaciones explosivas y líquidas al día. Era enfermera comunitaria, por lo que recorría distancias largas en el coche todos los días. Estuve cerca de tener algunos episodios en la carretera, así que siempre llevaba prendas de vestir extra, por las dudas. Finalmente, fui a ver a un especialista gastrointestinal y me indicó un medicamento muy antiguo para tratar el colesterol llamado Welchol. El principal efecto secundario es el estreñimiento. Era perfecto para mi situación. Pasé de varias evacuaciones acuosas (y la cola lastimada) a una o dos evacuaciones al día con heces algo blandas, casi normales”.

Si tienes diarrea durante dos días o más, te sientes deshidratada o tienes otros síntomas preocupantes, busca ayuda médica de inmediato.Llama al consultorio del médico o acude a la sala de emergencias más cercana si tienes diarrea junto con otros síntomas, como fiebre, sangre en las heces o dolor abdominal intenso o hinchazón. Otros síntomas para tener en cuenta son los siguientes:

  • Cansancio extremo

  • Mareos o confusión

  • Incapacidad para beber o comer

Es posible que te deshidrates sin darte cuenta, lo cual puede ser grave. Podrías necesitar líquidos por vía intravenosa para recuperarte.

“Si tienes muchos episodios de diarrea, tienes problemas para comer o, en particular, para beber o sientes mareos, llama al consultorio del médico de inmediato. La deshidratación no es algo para tomarse a la ligera”, comenta el miembro de la comunidad pajim. “Lo sé porque bajé 25 libras en cinco días. Sucedió durante un fin de semana y nos tomó unos días entender qué estaba pasando. Debería haber pedido ayuda dos días antes que cuando, por fin, lo hice.

Participa en la conversación.

— Se actualizó por última vez el 7 de febrero de 2022 23:26

Participa en la conversación sobre Managing Side Effects of Breast Cancer and Its Treatment
Conecta con una comunidad de apoyo de personas que tratan miles de temas en todos nuestros foros de discusión. Nuestra comunidad da la bienvenida a todas las personas diagnosticadas con cáncer de mama, preocupadas por una afección mamaria o que cuidan a un ser querido afectado por cáncer de mama.
Obtener más información