Únete

Colocarse boca abajo para recibir terapia de radiación por cáncer de mama puede proteger el tejido sano

Read this page in English

El estudio indica que la posición boca abajo (también llamada “en decúbito abdominal”) para recibir la terapia de radiación en el área de la mama reduce la cantidad de radiación que llega accidentalmente al corazón y a los pulmones.

La investigación fue publicada en la edición del 5 de septiembre de 2012 de la revista científica Journal of the American Medical Association. Lee la descripción preliminar de “Prone vs Supine Positioning for Breast Cancer Radiotherapy” (Comparación de la posición decúbito abdominal con la posición supina para la terapia de radiación por cáncer de mama) (en inglés).

Los expertos coinciden en que la terapia de radiación mejora el pronóstico general de muchas mujeres con diagnóstico de cáncer de mama incipiente. No obstante, los estudios han encontrado una relación entre la terapia de radiación y un mayor riesgo de problemas cardíacos y pulmonares. Debido a que el corazón está a la izquierda del tórax, puede quedar accidentalmente expuesto a más radiación si la mujer tiene cáncer en la mama izquierda en comparación con las mujeres cáncer en la mama derecha.

En este estudio, los investigadores evaluaron a 400 mujeres con diagnóstico de cáncer de mama incipiente (estadio 0 a estadio IIA) desde 2005 a 2008:

  • A 200 mujeres se les diagnóstico cáncer en la mama izquierda.
  • A 200 mujeres se les diagnosticó cáncer en la mama derecha.

Todas las mujeres fueron tratadas en la Universidad de Nueva York. Tenían alrededor de 56 años y el 80 % eran blancas. Aproximadamente el 21 % de las mujeres recibieron diagnóstico de CDIS (estadio 0).

Para determinar si la posición boca abajo deja menos tejido sano expuesto a la radiación que la posición boca arriba, los investigadores calcularon cuánto tejido del corazón y de los pulmones quedaba dentro del campo de tratamiento con radiación en cada posición durante una sesión de simulación.

Durante la sesión de simulación (también llamada sesión de planificación), el radiooncólogo marca la zona que necesita tratamiento. El oncólogo o el técnico en radiación utiliza un tomógrafo especial llamado "simulador" debido a que la aplicación del tratamiento de radiación es “simulada”, no real.

Para la mayoría de las mujeres con diagnóstico de cáncer en la mama izquierda, la posición boca abajo:

  • redujo la cantidad de tejido cardíaco expuesto a la radiación en un 86 %
  • redujo la cantidad de tejido pulmonar expuesto a la radiación en un 91 %

en comparación con la posición boca arriba. Si bien estas reducciones parecen considerables, no olvidemos que la superficie de tejido cardíaco y pulmonar que podría quedar expuesta a la radiación si la paciente está boca arriba es muy pequeña.

Por supuesto, no todas las mujeres tienen la misma contextura. Hubo un pequeño número de mujeres con diagnóstico de cáncer en la mama izquierda (15 %) para las cuales la posición boca arriba sí redujo la cantidad de tejido cardíaco expuesto a la radiación en comparación con la posición boca abajo. Los investigadores no explicaron a qué se debió esto.

Para las mujeres con diagnóstico de cáncer en la mama derecha, la posición boca abajo:

  • redujo la cantidad de tejido pulmonar expuesto a la radiación en un 86 %

en comparación con la posición boca arriba. Una vez más, si bien estas reducciones parecen considerables, no olvidemos que la superficie de tejido pulmonar que podría quedar expuesta a la radiación si la paciente está boca arriba es muy pequeña.

No obstante, independientemente de la posición que adoptes durante el tratamiento de terapia de radiación, los mismos principios se aplican a cómo se administra el tratamiento. Con el enfoque más común, una fuente externa de radiación brinda tratamiento desde dos ángulos: desde el centro hacia el costado y luego desde el costado hacia el centro. Estos dos haces de tratamiento están enfrentados y se deslizan a través de la pared torácica de modo de encerrar el área de la mama y minimizar o evitar que la radiación llegue al tejido sano circundante.

Al medir los campos de tratamiento, los investigadores hallaron que estos cambian cuando cambia la posición en que la mujer recibe el tratamiento. En la mayoría de los casos, el campo de tratamiento comprometió menos tejido cardíaco y pulmonar cuando la mujer estaba boca abajo. En algunos casos, el campo de tratamiento comprometió menos tejido cardíaco cuando la mujer estaba boca arriba.

Es importante saber que los avances en la terapia de radiación han reducido considerablemente la cantidad de tejido cardíaco y pulmonar y de otros tejidos sanos expuestos a la radiación. Además de ubicar a las mujeres boca abajo durante el tratamiento, los médicos también utilizan computadoras para planificar la terapia de radiación que implica dosis y formas de aplicación extremadamente precisas. Algunos equipos de terapia de radiación (llamados equipos con control respiratorio) monitorean los latidos del corazón y el movimiento de los pulmones para impedir de manera eficaz que estos tejidos queden expuestos a la radiación. Otras herramientas, tales como la terapia de radiación de intensidad modulada, permiten que el oncólogo cambie la intensidad de la radiación durante el tratamiento para evitar el tejido sano.

Si te acaban de diagnosticar cáncer de mama y la terapia de radiación es parte de tu plan de tratamiento, puedes preguntarle al médico sobre los potenciales riesgos para el corazón y los pulmones. La comprensión de todos los riesgos asociados con la terapia de radiación reviste mayor importancia para las mujeres con diagnóstico de cáncer en la mama izquierda, ya que estas pueden tener que decidir entre una lumpectomía con terapia de radiación o una mastectomía sin terapia de radiación.

Si vas a recibir terapia de radiación para tratar el cáncer de mama, es aconsejable preguntarle al radiooncólogo si la tecnología utilizada está actualizada. Pídele al equipo de terapia de radiación que te explique cómo se asegurarán de que recibas solamente la terapia de radiación necesaria para tratar con eficacia el cáncer. Juntos pueden planificar el tratamiento para minimizar los riesgos.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio