La lactancia durante más tiempo parece ofrecer protección contra el cáncer de mama

Sabemos que la lactancia puede disminuir el riesgo de cáncer de mama, en especial si amamantas durante más de un año. Esto se debe a lo siguiente:

  • La producción de leche limita la capacidad de las células mamarias de actuar anormalmente.
  • La mayoría de las mujeres tienen menos ciclos menstruales cuando amamantan, lo cual se traduce en niveles más bajos de estrógeno.
  • La mayoría de las mujeres tienden a ingerir alimentos más nutritivos y a adoptar un estilo de vida más saludable (por ejemplo, al evitar el alcohol y el tabaco) mientras amamantan.

Mediante un nuevo estudio, se agrega más evidencia a los beneficios de la lactancia para la salud mamaria. Los investigadores observaron que las mujeres no fumadoras que amamantaron durante más de seis meses tendieron a ser diagnosticadas con cáncer de mama más adelante en sus vidas que aquellas mujeres no fumadoras que amamantaron durante períodos más cortos o que directamente no amamantaron.

El estudio fue publicado en línea el 13 de agosto de 2013 por Journal of Clinical Nursing (Revista de enfermería clínica).

Lee el resumen de “Breastfeeding and the prevention of breast cancer: a retrospective review of clinical histories” (Lactancia y prevención del cáncer de mama: una revisión retrospectiva de historias clínicas) (en inglés).

Este estudio fue retrospectivo, lo cual significa que los investigadores analizaron información que se reunió antes de que se diseñara el estudio. Algunos médicos consideran que los resultados de los estudios retrospectivos no son tan buenos como los de los estudios en los que primero se realiza el diseño y luego se reúne información nueva específicamente para ese estudio.

Los investigadores analizaron las historias clínicas de 504 mujeres de Granada, España, que fueron diagnosticadas con cáncer de mama cuando tenían entre 19 y 91 años. Todas las mujeres fueron diagnosticadas en una clínica entre 2004 y 2009.

La edad promedio en que recibieron el diagnóstico de cáncer de mama fue:

  • 56,7 en las 364 mujeres que no habían tenido hijos o que habían amamantado durante menos de tres meses
  • 55,5 en las 109 mujeres que amamantaron durante tres a seis meses
  • 65,4 en las 31 mujeres que amamantaron durante más de seis meses

Cuando los investigadores compararon las mujeres que fumaban con las que no lo hacían, observaron que el tabaquismo repercutía en el riesgo de cáncer de mama más que la lactancia. Amamantar durante más de seis meses parecía ofrecer protección solamente a las mujeres que no fumaban:

  • Las mujeres que no amamantaron o las que lo hicieron durante menos de tres meses y fumaban eran alrededor de siete años más jóvenes cuando fueron diagnosticadas en comparación con mujeres similares que no fumaban.
  • Las mujeres que amamantaron durante tres a seis meses y fumaban eran alrededor de 11 años más jóvenes cuando fueron diagnosticadas en comparación con mujeres similares que no fumaban.
  • Las mujeres que amamantaron durante más de seis meses y fumaban eran alrededor de 21 años más jóvenes cuando fueron diagnosticadas en comparación con mujeres similares que no fumaban.

Si bien los resultados de este estudio parecen confirmar los beneficios de la lactancia y los peligros del tabaquismo para la salud mamaria, los médicos tienen algunas inquietudes con respecto al estudio:

  • El estudio fue reducido, y todas las mujeres fueron diagnosticadas en la misma clínica. No está claro si los resultados se aplicarían a un grupo de mujeres más grande y diverso.
  • Los investigadores no les preguntaron a las mujeres que amamantaron si ese era el único alimento que recibía el bebé. Es posible que las mujeres que fuman tengan dificultades para producir suficiente leche y deban complementar el alimento de sus bebés con biberones. Esto podría afectar el tiempo que las fumadoras pueden amamantar.

La decisión de amamantar es muy personal y depende de la situación específica de cada paciente.

Si la lactancia es una opción para ti, es aconsejable que la consideres. Además de que posiblemente disminuya tu riesgo de padecer cáncer de mama, la lactancia le proporciona anticuerpos a tu bebé a través la leche materna, los cuales pueden protegerlo de infecciones por virus y bacterianas. Aun así, estas son decisiones muy personales en las que influyen muchos factores además del riesgo de padecer cáncer de mama y de si puedes amamantar.

Después del diagnóstico de cáncer de mama, la lactancia puede ser un desafío. Después de una mastectomía doble, lamentablemente es imposible amamantar. Después de una lumpectomía y de la radiación, la mama tratada suele producir poca cantidad o nada de leche, pero, por lo general, la otra mama puede producirla normalmente. La leche de una mama puede ser suficiente o puedes tener que complementarla con leche maternizada. Algunas mujeres pueden elegir utilizar una donante de leche materna. Un asesor en lactancia con experiencia puede ayudarte a determinar la mejor solución posible para tu caso particular.

Independientemente de si amamantas, hay elecciones en cuanto al estilo de vida que puedes adoptar para reducir al mínimo el riesgo de padecer cáncer de mama:

  • no fumar nunca (o dejar de fumar en caso de que fumes)
  • mantener un peso saludable
  • hacer ejercicio con regularidad
  • limitar el consumo de alcohol
  • ingerir alimentos nutritivos

Para obtener más información sobre otros pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, visita la sección Disminuye los riesgos (en inglés) de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio