Únete

Según los especialistas, los EE. UU. enfrentan una crisis en el tratamiento del cáncer

Read this page in English

  • Tema:
  • Etiquetas:

De acuerdo con un informe elaborado por especialistas en cáncer, la combinación de la demanda creciente de tratamiento del cáncer, la menor cantidad de oncólogos, el costo cada vez mayor del tratamiento del cáncer y la complejidad de la enfermedad está produciendo una crisis en el tratamiento del cáncer en los Estados Unidos.

Este informe fue publicado el 10 de septiembre de 2013 por el Instituto de Medicina de los Estados Unidos (IOM). Lee el resumen de “Delivering High-Quality Cancer Care: Charting a New Course for a System in Crisis” (Prestación de un tratamiento del cáncer de alta calidad: cómo fijar un nuevo rumbo para un sistema en crisis) (en inglés).

El comité de especialistas que escribió el informe afirmó que, para evitar la crisis, es necesario coordinar mejor la atención y reunir más información sobre los resultados en relación con el cáncer y la calidad del tratamiento.

“La mayor parte de los médicos que atienden a pacientes con diagnóstico de cáncer intenta brindar una atención óptima, pero esto cada vez les resulta más difícil, debido a una variedad de obstáculos”, dijo la Dra. Patricia Ganz, presidenta del comité de especialistas y profesora en la Facultad de Medicina y la Facultad de Salud Pública de la Universidad de California-Los Ángeles. La Dra. Ganz también integra el Comité Profesional de Asesoría (PAB) de Breastcancer.org. “Como nación, tenemos que fijar un nuevo rumbo para el tratamiento del cáncer. Es necesario hacer cambios en todos los niveles, desde la forma en que nos comunicamos con los pacientes, hasta cómo adaptamos las investigaciones a la práctica o cómo coordinamos la atención y medimos su calidad”.

En los Estados Unidos, alrededor de 14 millones de personas (aproximadamente el 4 % de la población) tienen un diagnóstico de cáncer. Se espera que la cifra aumente a 18 millones para 2030, con alrededor de 2,3 millones de nuevos diagnósticos de cáncer cada año. Debido a este aumento drástico, es posible que pronto la cantidad de médicos capacitados para tratar el cáncer sea demasiado pequeña para atender a todas las personas diagnosticadas y que las facultades de medicina no se pueden expandir con la rapidez necesaria para satisfacer la demanda.

Al mismo tiempo, el costo de tratar el cáncer aumenta más rápido que el costo de tratar otras enfermedades. En 2004, el tratamiento del cáncer costó $72.000 millones; en 2010, el costo aumentó a $125.000 millones. Se espera que los costos aumenten otro 39 %, es decir, a $173.000 millones, para 2020.

En el informe también se afirma que, en muchos casos, las decisiones sobre el tratamiento del cáncer no se toman sobre la base de pruebas científicas y que a muchas personas no se las trata contra los efectos secundarios del tratamiento o los síntomas de la enfermedad.

Los especialistas recomiendan estas estrategias para mejorar el tratamiento del cáncer en los Estados Unidos:

  • Los médicos deben proporcionar a los pacientes y sus familias información comprensible sobre el pronóstico del cáncer, así como sobre los riesgos, los beneficios y los costos del tratamiento.
  • Los equipos de tratamiento del cáncer deben proporcionar información completa sobre la enfermedad en estadio avanzado a las personas con dicho diagnóstico, así como atención en la etapa final de la vida que satisfaga las necesidades, preferencias y creencias de los pacientes.
  • Los equipos de tratamiento del cáncer deben asegurarse de proporcionar una atención coordinada e integral que se ajuste a las preferencias del paciente.
  • Cada miembro del equipo de tratamiento del cáncer debe contar con habilidades esenciales para el tratamiento del cáncer, estar capacitado en áreas adecuadas y saber cómo proporcionar atención coordinada e integral.
  • El tratamiento debe basarse en investigación científica, y los riesgos y beneficios del tratamiento deben explicarse con claridad al paciente.
  • Deben llevarse a cabo más estudios en adultos de edad avanzada con cáncer y en personas que tienen otras enfermedades además de cáncer.
  • Se debe desarrollar un sistema de información de atención médica del cáncer, a fin de que los médicos puedan analizar la información de los pacientes con diagnóstico de cáncer en tiempo real.
  • Se debe crear un programa nacional de presentación de informes para realizar un seguimiento de la calidad del tratamiento del cáncer.
  • Debe existir una estrategia nacional para garantizar que todas las personas tengan acceso igualitario al tratamiento del cáncer.
  • El tratamiento del cáncer debe hacerse más accesible mediante el trabajo con grupos que deseen diseñar y probar nuevas formas de pagar por la atención, así como mediante el trabajo para reducir el despilfarro y la ineficacia.

Si bien el informe del Instituto de Medicina se refiere al tratamiento de todos los tipos de cáncer, muchos de los puntos que los especialistas exponen se aplican al tratamiento del cáncer de mama. Resulta claro que muchos de los cambios deben implementarse a nivel nacional, pero hay ciertas medidas que puedes tomar para garantizar que recibas la mejor atención posible.

Sin importar cuáles sean las opciones de tratamiento del cáncer de mama que te recomiende tu equipo de atención, siempre es aconsejable que hables con tus médicos sobre lo siguiente:

  • motivos por los que se recomienda cada tratamiento (incluidas sus combinaciones)
  • programación y secuencia del tratamiento
  • beneficios, riesgos y efectos secundarios esperados de cada tratamiento
  • costo esperado de cada tratamiento
  • forma en que el equipo de atención coordinará los tratamientos

La buena comunicación con tu médico puede ayudarte a cumplir con el tratamiento. Si crees que molestas a tu oncólogo con demasiadas preguntas, recuerda que tu médico de cabecera o ginecólogo (a quienes quizá conozcas desde hace más tiempo) pueden explicarte las cosas y responder tus preguntas. Es posible que muchas mujeres pierdan el contacto con su médico de cabecera, debido a que consultan con muchos otros médicos después de recibir el diagnóstico de cáncer de mama, pero tu médico de cabecera puede ser un recurso increíble.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio