Únete

Las mujeres que toman inhibidores de la aromatasa genéricos tienen más probabilidades de seguir el plan de tratamiento

Read this page in English

Después de la cirugía, las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de hormonas positivos suelen tomar medicamentos de hormonoterapia para reducir el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer (recurrencia). Los medicamentos de hormonoterapia actúan de dos formas:

  • mediante la reducción de la concentración de estrógeno en el cuerpo
  • mediante el bloqueo de la acción del estrógeno en las células del cáncer de mama

Hay varios tipos de medicamentos indicados para la hormonoterapia. El tamoxifeno, un modulador selectivo de los receptores de estrógeno (MSRE), es uno de los más conocidos. El tamoxifeno también puede utilizarse para tratar a mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas. En 2005, se demostró que los inhibidores de la aromatasa:

  • Arimidex (nombre genérico: anastrozol)
  • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
  • Femara (nombre genérico: letrozol)

eran más eficaces para reducir el riesgo de recurrencia en mujeres posmenopáusicas y actualmente se los utiliza con más frecuencia que el tamoxifeno para tratar a las mujeres que ya atravesaron la menopausia. Los inhibidores de la aromatasa no se utilizan para reducir el riesgo de recurrencia en mujeres premenopáusicas.

La hormonoterapia generalmente se indica por un período de 5 años después de la cirugía. Sin embargo, la investigación que se publicó en diciembre de 2012 sugería que tomar tamoxifeno durante 10 años, en lugar de 5 años, después de la cirugía redujo la cantidad de recurrencias y mejoró la supervivencia general. Muchos médicos se preguntan si los inhibidores de la aromatasa pueden ofrecer más beneficios si se los toman durante más de 5 años.

Tanto el tamoxifeno como los inhibidores de la aromatasa pueden causar efectos secundarios. El tamoxifeno puede causar bochornos y aumentar el riesgo de presentar coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares. Los inhibidores de la aromatasa pueden causar dolor muscular y articular. Algunos efectos secundarios menos comunes pero más graves de los inhibidores de la aromatasa incluyen afecciones cardíacas, osteoporosis y fracturas de huesos. La investigación ha demostrado que alrededor del 25 % de las mujeres a quienes les indica una hormonoterapia para reducir el riesgo de recurrencia después de la cirugía no comienzan a tomar el medicamento o dejan de tomarlo antes de lo indicado (en inglés).

La nueva investigación muestra que las mujeres que toman inhibidores de la aromatasa genéricos tienen más probabilidades de seguir los planes de tratamiento en comparación con mujeres que toman inhibidores de la aromatasa de marca.

El estudio, «El cambio de inhibidores de la aromatasa de marca a genéricos y la adherencia a la hormonoterapia para el cáncer de mama en etapa temprana», fue presentado el 12 de diciembre en el Simposio sobre Cáncer de Mama 2013 de San Antonio por la Dra. Dawn Hershman, M.D., M.S., profesor asistente de medicina en el Columbia University Medical Center y director del Programa de Oncología Mamaria Clínica del New York Presbyterian Hospital. La Dra. Hershman es miembro del Comité Profesional de Asesoría de Breastcancer.org.

Un fármaco genérico tiene los mismos ingredientes activos que el medicamento original de marca, así como las mismas dosis, los mismos riesgos y beneficios. Lo único que cambia es el nombre. Los fármacos genéricos suelen costar mucho menos que los de marca. Las versiones genéricas de los fármacos llegan al mercado cuando la patente del fármaco de marca se ha vencido.

Los investigadores analizaron los registros de prescripción de 13,522 mujeres con al menos 51 años de edad a quienes se les indicó hormonoterapia después de que se las diagnosticara cáncer de mama de etapa temprana. Los registros abarcaron desde enero de 2007 hasta diciembre de 2011. Los tres inhibidores de la aromatasa se pusieron a disposición del público como genéricos en 2010.

Después de haber revisado los registros, los investigadores hallaron lo siguiente:

  • 7532 mujeres nunca cambiaron medicamentos
  • 5990 mujeres cambiaron medicamentos al menos una vez

Los costos promedios por mes de medicamento eran los siguientes:

  • USD 7,70 por tamoxifeno
  • USD 9 por un inhibidor de la aromatasa genérico
  • USD 33 por un inhibidor de la aromatasa de marca

Antes de que los inhibidores de la aromatasa genéricos estuvieran disponibles:

  • el 45 % de las mujeres comenzaron hormonoterapia con la toma de tamoxifeno
  • el 55 % comenzó al tomar un inhibidor de la aromatasa de marca

Después de que los inhibidores de la aromatasa genéricos estuvieran disponibles:

  • el 42,6 % de las mujeres comenzaron hormonoterapia con la toma de tamoxifeno
  • el 38,3 % de las mujeres comenzaron hormonoterapia con la toma de un inhibidor de la aromatasa genérico
  • el 19,1 % comenzó al tomar un inhibidor de la aromatasa de marca

Si se compara las mujeres que tomaron inhibidores de la aromatasa de marca con las que tomaron genéricos, los investigadores descubrieron que las que tomaban genéricos tenían muchas menos probabilidades de dejar de tomar los medicamentos temprano. En otras palabras, las mujeres que tomaban inhibidores de la aromatasa genéricos tenían más probabilidades de terminar el tratamiento completo de hormonoterapia que se les había indicado.

Los investigadores también hallaron que las mujeres tenían más probabilidades de detener la hormonoterapia si el precio mensual pasaba de menos de USD 10 a más de USD 20.

Los resultados de este estudio son muy interesantes, pero es el único que observa 2 años de información de receta de inhibidores de la aromatasa genérico. Si bien se necesita realizar más investigación, sí parece tener sentido que más mujeres mantendrían el tratamiento de hormonoterapia si el costo fuera más accesible. De cualquier forma, sabemos que los efectos secundarios tienen un gran impacto en el hecho de que una mujer se mantenga en el plan de tratamiento de hormonoterapia.

Si usted es una mujer posmenopáusica que ha recibido un diagnóstico de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en etapa temprana y tomará un inhibidor de la aromatasa después de la cirugía y otros tratamientos, es muy importante que tome el medicamento durante todo el tiempo indicado. El cáncer de mama positivo para receptores de hormonas puede volver, y la hormonoterapia después de la cirugía reduce ese riesgo: debe recordarlo.

Existen numerosas y diversas razones por las que las personas pueden no seguir su plan de tratamiento tan bien como deberían, como cuestiones financieras, efectos secundarios y depresión. Si el costo de hormonoterapia le preocupa, hay organizaciones que pueden ayudarle, como programas de asistencias de muchas empresas farmacéuticas y el Instituto Nacional del Cáncer. Para obtener más información, visite las páginas Cómo cumplir el tratamiento del sitio Breastcancer.org.


Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio